MEBT
e
27/Apr/2017
Columna en Milenio

¿Tenemos una niñez digna?

De acuerdo con la OMS, el maltrato infantil consiste en el abuso y la desatención de que son objeto los menores de 18 años e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder.

La OMS señala que al año mueren por homicidio 41 mil menores de 15 años, aunque esta cifra subestima la verdadera magnitud del problema, dado que una importante proporción de las muertes debidas al maltrato infantil se atribuyen erróneamente a caídas, quemaduras, ahogamientos y otras causas.

El maltrato infantil causa alteraciones en la salud mental y física que perduran toda la vida, y sus consecuencias a nivel socio-profesional pueden, en última instancia, ralentizar el desarrollo económico y social de un país.

En México y de acuerdo a datos que publica la UNICEF respecto de la situación de la infancia y la adolescencia en México, que 36 de cada mil niños, niñas y adolescentes, de entre 10 y 17 años sufrieron algún tipo de agresión en 2012.

Nuevamente este 25 de abril como cada año, se conmemoró el Día Internacional Contra el Maltrato Infantil, para fomentar sus derechos en todas latitudes y concientizar a la sociedad sobre los factores de riesgo y las consecuencias del maltrato infantil.

Los avances en la materia están dados, existen las instancias y el marco legal que permite no sólo fomentar el ejercicio pleno de los derechos de la infancia, sino castigar en su caso a los responsables de cualquier agresión en su contra.

México cuenta con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, vigente desde 2014 y a su vez, el Estado cuenta con su la Ley de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, que los reconoce como sujetos de derechos y les brinda protección por parte del Estado.

De igual manera como órgano encargado de impulsar, colaborar, gestionar y coadyuvar al desarrollo de políticas, programas y estrategias en favor de la salvaguarda del interés superior de la niñez y adolescencia de la entidad, se instaló el Sistema Estatal de Protección Integral, que desarrolla acciones puntuales que garanticen el respeto de los derechos de la infancia y adolescencia mexiquenses. Pero el compromiso es de todos, porque es nuestra responsabilidad, velar por que todos los niños del país gocen de una niñez digna.

 

TEXTO ORIGINAL